Édgar Moreno, de 31 años de edad, escapó de los custodios y funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes lo internaron en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto desde el pasado viernes.

Moreno, calificado como prófugo de “alta peligrosidad”, estuvo hospitalizado por tres días para someterse a una intervención. Sin embargo, el hombre que se encontraba en el área de cirugías en el segundo piso, le pidió a uno de sus custodios que le quitara las esposas para irse a bañar, de acuerdo con el diario El Impulso.

Tras varios minutos y sin escuchar nada del detenido, el funcionario perteneciente al servicio penitenciario irrumpió de forma violenta y al observar que el hombre había escapado, los funcionarios avisaron al departamento de seguridad del hospital.

El prófugo estuvo involucrado en un triple homicidio en 2010.

Lea la nota completa en El Impulso


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!