Un operativo policial – militar fue llevado a cabo hace un año en la carretera Mamera – El Junquito, al oeste de Caracas, el cual acabó con la vida del piloto Óscar Pérez y sus seis compañeros, quienes huían de las autoridades luego de varios pronunciamientos en contra de Nicolás Maduro.

Rodeados de cientos de policías y militares, los rebeldes manifestaron públicamente su intención de entregarse a las autoridades. Sin embargo, ese llamado no fue tomado en cuenta.

En el procedimiento las autoridades no utilizaron las vías de resolución pacífica y horas después, Néstor Reverol informó la muerte de Pérez y compañía. A la cabeza de este operativo estuvo la Policía Nacional Bolivariana y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES).

Las FAES fueron presentadas por Nicolás Maduro el 14 de julio de 2017 con el fin de “combatir el crimen organizado y el terrorismo”. Su creación es atribuida al Néstor Reverol, pero fue Alexis Escalona, ex viceministro de Seguridad Ciudadana, quien hizo la presentación pública y explicó sus funciones.

De acuerdo con los registros levantados por Provea, las FAES fueron responsables de los asesinatos de al menos 205 venezolanos entre los meses de enero y diciembre de 2018, año que iniciaron con la masacre pública de Óscar Pérez.

En adelante, numerosos operativos involucraron a este organismo con decenas de asesinatos y dejaron en evidencia su desinterés por regular el uso de la fuerza.

Los asesinatos registrados por Provea se produjeron en los estados Lara (72); Distrito Capital (64), Zulia (25), Guárico (22), Miranda (8), Aragua (7), Carabobo (3), Táchira (2), Vargas (1) y Yaracuy (1). 

Lea más aquí.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!