Un detenido del retén de Macuto, de la Policía de Vargas, murió debido a un absceso pulmonar a raíz de una neumonía.

El hombre fue identificado como Pablo Flores Arvelo (35), y estaba recluido en el lugar desde el pasado 19 de febrero del presente año por hurtar dos galones de pintura de un local, reseñó La Verdad de Vargas. 

Los demás presos se percataron de que Flores no se levantaba a realizar las actividades que regularmente hacen en los calabozos, y al tratar de levantarlo notaron que el hombre no tenía signos vitales.

El supervisor jefe Mario Montiel, encargado de la Dirección de Investigaciones y de los retenes de la policía estadal, dijo que el pasado 6 de septiembre Flores había sido trasladado al hospital José María Vargas porque se sentía mal. En el centro de salud le suministraron suero intravenoso y calmantes.

“Sus compañeros aseguran que anoche no vieron nada diferente. Todo parecía normal. Flores nunca se quejó”, aseguró Montiel.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!