Brandon Orlando Zamaro Salazar quedó atrapado en la línea de fuego entre delincuentes. Recibió dos tiros, uno en un ojo, otro en un hombro, y murió en el sitio.

El suceso ocurrió en la calle La Italiana del barrio San Blas, parte baja, parroquia Petare, municipio Sucre, estado Miranda, el domingo a las 11:30 pm.

Ese día, el obrero de 21 años de edad organizó el festejo para los niños de la localidad. Desde temprano, junto con sus vecinos, limpió la calle, adornó con globos y preparó los pasapalos. La fiesta comunitaria culminó a las 5:00 pm.

Zamaro Salazar no regresó a su casa, sino que decidió quedarse con amigos. A las 11:30 pm se dirigió a una bodega del sector para comprar una botella de licor, pero  dos bandas rivales se enfrentaban a tiros de un extremo a otro.

Zamaro Salazar fue la única víctima.

El hombre era padre de tres hijos y se desempeñaba como obrero de construcción de manera eventual. Actualmente estaba desempleado. Era el menor de cinco hermanos.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!