Habitantes de la parroquia Chirica, ubicada en San Félix, estado Bolívar, protestaron este jueves en horas de la mañana por la falta de comida, agua y luz.

Los manifestantes aseguraron que los pocos alimentos que tenían refrigerados se dañaron por los frecuentes apagones que ocurren desde el jueves 7 de marzo.

Reportes de Twitter indican que alrededor de 3.000 familias están afectadas por la situación, al punto de no tener para alimentarse ni siquiera con yuca o sardinas.

“Pasamos mucho trabajo. Estamos viviendo algo que nunca habíamos pasado. La Venezuela que decíamos que fue mala, resulta que era buena”, dijo una ciudadana.

Los vecinos de la localidad también aprovecharon para reclamar por más seguridad, debido a que la delincuencia se ha apoderado de la zona.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!