Un total de 46 presos murieron el primer trimestre de este año debido a las malas condiciones sanitarias en los centros de reclusión del país, denunció el Observatorio Venezolano de Prisiones.

De ellos, 37 fallecieron a consecuencia de enfermedades como hepatitis, salmonella, neumonía y VIH, y 9 por causas violentas como ataques con arma blanca o ahorcamiento.

Humberto Prado, director de la ONG, señaló que aproximadamente 46 familias perdieron a un familiar por la desidia en los centros de reclusión nacionales. Señaló que el Estado no garantiza el cumplimiento del artículo 43 de la Constitución.

El artículo 43  de la carta magna establece que el Estado es responsable de la vida de las personas que se encuentren privadas de su libertad.

“En Venezuela no hay pena de muerte, pero el hambre mata a los presos si no se les da comida o medicamentos, y eso es responsabilidad del Estado venezolano. No es posible que un preso ingrese con 80 kilos y en poco tiempo pese 40 kilos”, manifestó Prado.

Con información de nota de prensa


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!