Los venezolanos sobreviven en el país sin el efectivo del nuevo cono monetario que comenzó a circular el lunes 20 de agosto. La situación no es desconocida para ellos, debido a que la moneda anterior tampoco se conseguía.

Ana Bermúdez, una colombiana de 45 años de edad que se mudó a Táchira a los 19 años, tiene 11 meses sin conseguir el papel moneda. La mujer se dedica a vender tabacos: por cada canasta con 1.000 unidades recibe un pago de 120.000 bolívares fuertes, lo que equivale a 1.2 bolívares soberanos.

Bermúdez ha tenido que limitar las compras que realiza por la falta de efectivo. La dificultad para conseguir en la entidad un lugar que reciba pagos por punto de venta empeora la situación, reseñó La Opinión de Cúcuta.

A pesar de haber llegado a Venezuela años atrás para buscar un mejor futuro, Ana Bermúdez hoy vive la crisis del país junto al resto de los venezolanos.

Lea más en La Opinión


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!