“Es excelente que la mujer se empodere con el uso del condón femenino, porque la responsabilidad es de ambos en una pareja”, afirmó William Rojas, un vecino de Casalta 3 que participó en la campaña educativa “¡Yo lo uso!” promovida por la Asociación Civil Musas de Venezuela, que fomenta el uso del preservativo femenino, un método anticonceptivo que evita hasta en 99% embarazos no deseados y protege contra enfermedades de transmisión sexual como el VPH y el VIH.

Grisbel Escobar, directora general de Musas de Venezuela, denunció que desde el año 2005 el sistema de salud venezolano abandonó las campañas informativas que promovían el uso del preservativo femenino. Explicó que en ese contexto la actividad hecha con motivo del Día Mundial del Condón Femenino, que se celebra cada 16 de septiembre desde el año 2012, aboga por un mayor acceso a esta alternativa de anticoncepción. Señaló: “Le hacemos un llamado al gobierno nacional que hace más de 10 años dejó de adquirir este método para la distribución nacional”.

En la actividad, que se realizó en Casalta 1 con el apoyo del Instituto Metropolitano de la Mujer, se obsequiaron 200 condones femeninos y más de 1.000 masculinos, indicó la especialista. Agregó que la asociación trabaja en labores preventivas desde el año 2009 en beneficio de más de 200.000 personas que reciben orientación para una mejor salud sexual: “Hay un incremento en los casos de VIH este año. Debemos aprovechar estos espacios para concientizar a la población”.

Madelaine García, vecina del Bloque 5 de Casalta, participó en la charla y agradeció a los representantes la labor preventiva. “Explicaron cómo se usa el condón femenino. Ni siquiera sabía que existía. En estas zonas hacen falta estas actividades para la juventud que está expuesta a enfermedades”, dijo.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!