La organización humanitaria Refugees International publicó un informe el miércoles sobre las condiciones de los venezolanos que migraron a Curazao. 

En «Oculto y temeroso: Venezolanos sin estatus o protección en la isla caribeña holandesa de Curazao» señalan que esos ciudadanos no tienen oportunidades reales de protección internacional y otras formas de permanencia legal, lo cual los obliga a incurrir en irregularidad. 

Ese estado migratorio los lleva a «una vida de esconderse a puerta cerrada, en constante temor de las autoridades» y al no poder acceder al mercado laboral formal, se convierten en una población vulnerable que no tiene protección legal ni recursos contra empleadores abusivos. 

Izza Leghtas, autora del reporte, indicó en una entrevista vía Skype con La Voz de América que los venezolanos «encuentran, varias veces, discriminación y racismo»

Agregó que el gobierno de Curazao debería implementar una campaña de educación e información para concienciar a su población y que entiendan el motivo por el cual los venezolanos están allí. 

Casi 3.400.000 venezolanos han salido de su país, hasta finales de febrero de 2019, en busca de asilo y mejores oportunidades debido a la crisis humanitaria, de acuerdo con Acnur. 

Leghtas dijo que solicitan al gobierno de Curazao que implemente  »un sistema de asilo para que personas de Venezuela y de otras partes tengan el derecho de protección internacional”, pues no posee un sistema formal. 

Acnur, por medio de la oficina local de la Cruz Roja, se ha encargado del registro de solicitudes que, según el reporte, pasó de 3 en 2015 a 663 solicitudes de asilo en 2017.

En informes elaborados el año pasado, la organización Amnistía Internacional y Human Rights Watch cuestionaron a las autoridades de Curazao por su trato a los migrantes venezolanos y las instaron a que dopten medidas inmediatas para proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos venezolanos en su territorio. 

Con información de La Voz de América


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!