Fuentes militares confirmaron que tres soldados murieron y otros nueve resultaron heridos este viernes en una explosión en un campamento militar en la provincia de Sulu, en el sur de Filipinas, atribuida a un ataque de Abu Sayyaf, grupo terrorista leal al Estado Islámico. 

Aunque la investigación está en curso, las autoridades apuntan a ese grupo como responsable del ataque, debido a que mantiene una fuerte presencia en Sulu, archipiélago que está ubicado en el área conocida como Mindanao Musulmán, en el sur del país.

La explosión ocurrió alrededor del mediodía, hora local, en la sede de la Primera Brigada de Combate en la ciudad de Indanan, informó a los medios locales el portavoz del Comando de Mindanao Occidental del Ejército filipino, el comandante Arvin Encinas.

«Este incidente, que consideramos un acto terrorista, es realmente inhumano e injusto, ya que ataques similares han sido perpetrados por Abu Sayyaf en el pasado», indicó Encinas.

El portavoz militar explicó que el campamento militar estaba hoy abierto a las visitas de amigos civiles, por lo que se está investigando cómo los atacantes lograron ingresar en el recinto y organizar el ataque.

Abu Sayyaf fue responsable de un grave atentado el pasado enero en la Catedral de Jolo, capital de Sulu, que mató a una veintena de personas e hirió a un centenar; y desde entonces el Ejército filipino lleva a cabo una fuerte ofensiva en la zona para neutralizar a los yihadistas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!