Tres civiles murieron este domingo en enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad en Um Durman y en Jartum del Norte, según el Comité de Médicos, en una jornada en la que la oposición ha llamado a la desobediencia civil en todo Sudán.

El Comité de Médicos, un sindicato opositor que viene registrando los muertos y heridos desde el inicio de las protestas en diciembre, informó hoy en un comunicado que «hace unas horas dos personas murieron y algunas resultaron heridas».

Señaló que los muertos cayeron durante un enfrentamiento en una barricada en Um Durman, una de las localidades de la capital del país, con las «milicias Yanyaud», nombre de las Fuerzas de Apoyo Rápido, FAR, durante el conflicto de Darfur, antes de ser integradas en las tropas regulares. 

Un portavoz del Comité de Médicos, Osman al Tahir, indicó que aparentemente los dos jóvenes estaban cortando la calle con una barricada y que cuando las FAR fueron a retirar los obstáculos se produjo un enfrentamiento en el que sufrieron heridas graves y murieron al llegar al hospital militar al que fueron enviados.

Por otra parte, un hombre identificado como Walid Abdelrahman murió cuando le dispararon en el pecho en Jartum del Norte, según el Comité de Médicos, que no dio más detalles.

Con estos, asciende a 117 muertos el número total de fallecidos desde que el lunes pasado fuerzas militares encabezadas por las FAR arrasaron la acampada que permanecía desde hacía 2 meses frente a la sede del Ejército en Jartum.

La oposición ha convocado para este domingo a la «desobedicencia civil» en todo el país, para protestar por ese asalto y la violencia de los siguientes días contra los opositores.

Hoy en la capital sudanesa apenas había circulación de vehículos y varios grupos de manifestantes han tratado de cortar las calles principales, algo que han impedido las fuerzas de seguridad, constató Efe.

El aeropuerto de Jartum mantiene una actividad «normal» de vuelos nacionales e internacionales, a pesar de que algunos empleados no han acudido a su puesto de trabajo, indicó el subdirector de la empresa encargada del manejo del aeródromo, Abás Saadaldin.

Saadaldin justificó la falta de funcionarios por las vacaciones largas de la fiesta del Eid al Fitr, que pone fin al mes sagrado musulmán de Ramadán.

La Asociación de los Profesionales Sudaneses, grupo que ha liderado las protestas, publicó en su cuenta oficial de Facebook fotos de equipajes abandonados en el aeropuerto y aseguraron que la causa es la huelga de los funcionarios. Además, difundieron fotos de tiendas y sucursales de bancos cerrados.

La jornada de protestas llega después de que el viernes el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, tratara de mediar para que se restablezca el diálogo entre la oposición y la junta militar que dirige el país desde el derrocamiento del presidente Omar al Bashir, el 11 de abril.

Las conversaciones, en las que ambas partes habían ido avanzando hacia la formación de un gobierno de transición, estaban estancadas y quedaron rotas luego de los incidentes que comenzaron esta semana, en los que, según datos del gobierno, murieron 61 personas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!