Rick Scott, senador estadounidense por el estado de Florida, afirmó que es importante que todas las opciones se mantengan sobre la mesa en la solución de la crisis venezolana.

«Las sanciones son un paso», indicó. El senador se reunió este lunes con Romy Moreno, esposa de Roberto Marrero, jefe del despacho de Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. 

«Yo necesito que mi esposo sea declarado preso político. Yo ruego que nos ayuden porque esto se escapa de nuestras manos: esto es una organizacióm criminal que tiene a Hezbolá, al Ejército de Liberración Nacional, las armas, y está sometida a las Fuerzas Armadas», dijo Moreno. 

Marrero fue vinculado por Nicolás Maduro con un presunto plan terrorista para realizar ataques que atentarían contra los líderes políticos, magistrados, y efectuar sabotajes a los servicios públicos.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!