El cuerpo del niño de dos años que cayó a un pozo en España el pasado 13 de enero fue encontrado por los equipos de rescate cubierto de tierra a 71 metros de profundidad, según los primeros datos oficiales dados a conocer.

En rueda de prensa, el subdelegado del gobierno en la región española de Andalucía (sur), Alfonso Rodríguez Gómez, explicó este sábado, además, que el pequeño se precipitó al pozo de forma rápida y libre.

El cuerpo del niño fue hallado de madrugada, sobre la 01.25 horas (00.25 GMT), después de casi trece días de intensa búsqueda, en los que un equipo de 300 personas han llevado a cabo contrarreloj una colosal obra de ingeniería civil inédita en España.

Desde el pasado 13 de enero el pequeño se encontraba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad perforado para realizar sondeos de agua.

Rodríguez Gómez avanzó que hoy se conocerán los primeros datos de la autopsia.

«Queremos estar cerca de la familia, de los padres, su dolor es nuestro dolor, su tristeza es nuestra tristeza», dijo Rodríguez Gómez.

También hizo un llamamiento a todas aquellas personas que tengan un pozo ilegal en España a que lo sellen para que no vuelva a suceder una tragedia como la del pequeño Julen.

Igualmente informó de que se ha procedido a tapar el pozo con una lámina de acero de 600 kilogramos y que la intención es poder sellarlo junto al túnel vertical excavado para el rescate cuando la autoridad judicial lo autorice.

El matrimonio sufrió hace dos años la pérdida de otro hijo, de tres años de edad, de muerte súbita.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!