Al menos 300 yaks murieron de hambre cerca de la frontera de la India con China luego de quedar atrapados por una fuerte nevada.

Raj Yadav, funcionario del gobierno indio, dijo que encontraron los cadáveres en el estado nororiental de Sikkim el viernes.

Los yaks habían estado atrapados desde diciembre. Las autoridades trataron de llevar comida a los animales en helicóptero, pero fue rechazada por el mal tiempo.

Los yaks han estado en la región durante miles de años, utilizados por su leche y carne, pero también para el transporte de mercancías.

«El pasaje se despejó hace cinco días, después de lo cual nuestro equipo viajó a la zona para descubrir la tragedia», dijo Yadav.

Las autoridades encontraron a los yaks muertos en el valle de Mukuthang, en el norte del estado. Mientras que entre 10 y 15 yaks generalmente mueren cada año, la cifra de este 2019 es la más alta registrada hasta ahora.

Se están realizando esfuerzos para alcanzar a 50 yaks que todavía están atrapados en el área  y «que necesitan atención inmediata», dijo Yadav.

Los propietarios de Yak recibirían una compensación de 30,000 rupias (430 dólares) por yak, con un máximo de 3 yaks por familia.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!