Luego de los hechos que acontecieron en Ecuador el 20 de enero, cuando un hombre venezolano asesinó a su novia embarazada a puñaladas, los venezolanos en distintas partes de Latinoamérica temen sufrir represalias en su contra. 

Varios ciudadanos establecidos ciudades como Valparaíso, Quito, Ciudad de Panamá y Lima, expresaron a El País de Colombia su miedo de que estas acciones concurran en las personas y los rechacen a la hora de buscar empleos, viviendas y oportunidades para resuirgir luego de escapar de su país por la crisis. 

“La factura de los daños causados por otros venezolanos no deberíamos pagarla los que si trabajamos duro, porque no es nuestra culpa emigrar, no emigramos porque queremos, sino por necesidad de subsistir. La situación nos empujó a salir y tiende a aumentar cada que hay una situación más crítica o tensa en Venezuela”, explicó Kaira, quien se radica en Ecuador para ayudar a su padre enfermo. 

En Chile, aunque el rechazo a los ciudadanos no suele ser notable, todavía existe. “La xenofobia, no voy a decir que no existe, pero si la hay, aquí es de 5% porque la diáspora venezolana en Chile es profesional. Aquí no se ha visto lo de Ecuador, porque casi todos venimos a trabajar y aportar al crecimiento de Chile”, argumentó una periodista que tuvo que irse de Venezuela luego de recibir amenazas de muerte por su trabajo. 

“Si hablamos de xenofobia, en Panamá es mucho mayor que en Ecuador. Allá un hombre me empujó contra una estación de bus gritándome improperios, por ser venezolana. En Quito, nunca he sentido rechazo, la gente tiene más educación, es otro nivel cultural”, discernió Argemary, quien tuvo que irse de Panamá a Ecuador luego de las múltiples muestras de discriminación y problemas con migración que sufrió. 

Argemary publicó en un blog personal todos estos ataques que padeció. La información se hizo viral y llegó a las manos de Juan Carlos Varela, presidente de la entidad panameña. La venezolana alegó que recibió una oferta de residencia a cambio de borrar la información, propuesta que rechazó y la motivó a emigrar, de nuevo, por el continente. 

Con información de El País de Colombia


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!