María Paula Romo, ministra del Interior de Ecuador, afirmó este viernes que el censo que anunció ayer el presidente Lenín Moreno para los ciudadanos venezolanos radicados en el país comenzará en las próximas semanas y que no será obligatorio.

Romo aseguró en una rueda de prensa que la intención del gobierno ecuatoriano es formalizar, regularizar, controlar la situación que se está viviendo en el país con la inmigración masiva de ciudadanos venezolanos que salen de su nación por la situación de crisis económica, política y social que viven.

La ministra de Interior destacó que están preparando todos los requisitos y detalles sobre el censo, pero que se espera que pueda comenzar en las próximas semanas.

El jueves Moreno anunció que su gobierno realizará un censo para saber dónde están, a qué se dedican y en qué condiciones viven los migrantes en Ecuador y que la autoridad de trabajo deberá fortalecer los controles que precautelen la situación laboral de los migrantes, «evitando inequidades y desigualdades en el derecho al empleo de los ecuatorianos».

Romo hizo un llamamiento a todos los ciudadanos venezolanos a que se censen porque, si bien no será obligatorio, les ayudará a renovar sin ningún problema sus permisos de identidad y regularizar su situación en el país para que puedan acceder a servicios sociales, sanidad o educación.

«Permítanme decirles por qué queremos que todos se censen: primero, para regularizar su situación, para que puedan acceder a servicios sanitarios o escolares. Además, se están perdonando las multas migratorias que todas estas personas han acumulado», explicó la titular de Interior. 

Por el momento, el decreto que supuestamente ha firmado no ha sido publicado en la página oficial de la Presidencia, por lo que se desconocen sus condiciones legales.

Todos estos cambios, avanzó Moreno, estarán dentro de una reforma a la Ley Orgánica de Movilidad Humana que enviará la próxima semana a la Asamblea para que complemente este decreto, con el fin de «velar primero por el bienestar de los ecuatorianos y de los propios migrantes». 

La ministra Romo enfatizó en que al no tener los documentos en regla, los ciudadanos venezolanos se enfrentan a explotación laboral en sus empleos porque «no pueden ser afiliados» al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

«No queremos crear un ambiente de caos, de persecución o violencia; todo lo contrario, pongámonos en orden», agregó.

Romo también recordó que las medidas de control migratorio se están llevando a cabo en otros países de la región, como Colombia o Perú, ya que la problemática del éxodo venezolano golpea a toda Latinoamérica.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!