Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, domina las elecciones en Honduras luego de haberse contado 57,19% de los votos para presidente. Todas las miradas están puestas en el segundo informe, que se espera que ofrezca en las próximas horas el Tribunal Supremo Electoral.

El primer informe del TSE, divulgado a las 2:19 am de ayer, indica que Nasralla está primero en los comicios con 45,17% (855.847 votos), y  supera al presidente Juan Orlando Hernández, aspirante a la reelección, que tiene 40,21% (761.872 sufragios). En tercer lugar figura el candidato del Partido Liberal, Luis Zelaya, con 13,77%, que representa 260.994 votos.

Uno de los magistrados del TSE, Ramiro Lobo, pidió a los hondureños mantener la tranquilidad, y aseguró que no hay crisis de ninguna naturaleza en el país.

“Tenemos las actas, vamos a contarlas, hemos reflejado una tendencia de las mismas actas”, señaló Lobo, quien hizo un llamado a la cordura y la prudencia a los políticos.

Nasralla dijo que aventaja por seis puntos al presidente Hernández, y pidió al oficialismo respetar los resultados de los comicios de domingo. “Hoy es un día de fiesta, es un día de celebración, y nosotros vamos a celebrar un triunfo”, subrayó.

Señaló que la tendencia se ha incrementado al haberse escrutado 69% de las mesas en la fórmula para presidente, sin precisar cifras al respecto. “Para tranquilidad de la población, les queremos decir que estamos esperando la recepción de las actas físicas para poder mostrarlas y con eso demostrar nuestro triunfo sobre el partido que se quiere quedar en el poder”, enfatizó.

Criticó la demora del TSE en divulgar los primeros resultados provisionales.

El ex presidente hondureño Manuel Zelaya convocó a celebrar el triunfo de Nasralla frente al TSE.

Zelaya, derrocado en 2009 a pocos meses del final de su mandato cuando promovía una reforma constitucional con fines continuistas pese a que las leyes se lo impedían, lidera ahora el partido Libertad y Refundación, primera fuerza de oposición en el Parlamento y que, junto con el minoritario Partido Innovación y Unidad Social Demócrata, integra la alianza que postuló a Nasralla.

El proceso electoral, que convocó a 6,1 millones de votantes, es acompañado por misiones de la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos, el Parlamento Europeo y el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, entre otros organismos.

El ex presidente boliviano Jorge Quiroga, jefe de la misión de observadores dela OEA, insistió en que la población espere en calma a que el TSE presente nuevos resultados. “Se ha dado un cómputo parcial en la elección presidencial; el resultado es apretado. Hay que procesar el resto de las actas para respetar el resultado de la voluntad popular expresada una vez que se procese la última mesa”, declaró.

El presidente del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, Nicanor Moscoso, dijo que el proceso se desarrolló satisfactoriamente y cumplió con los estándares internacionales. La integración de las mesas electorales y la presencia de delegados de los 10 partidos que participaron en la contienda “garantizan que tanto el proceso de votación como el escrutinio estén en manos de ellos, lo que imposibilita que pueda existir un fraude o alteración de los resultados de cada una de las actas de escrutinio”, agregó.

Las calles de Tegucigalpa estuvieron desoladas, en buena parte por el asueto laboral que otorgó el gobierno a la mayoría de los 180.000 empleados públicos.

El dato 

En las elecciones participan cerca de 16.000 observadores, de los cuales 600 son de misiones extranjeras. Aproximadamente 6 millones de hondureños también votaron a 3 vicepresidentes, 128 diputados, 298 alcaldes y 20 representantes al Parlamento Centroamericano. El TSE todavía no ha informado sobre los resultados para diputados ni las alcaldías.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!