El Ministerio de Transporte y Gobierno Local de Islandia prohibió el traslado de material antidisturbios proveniente de China a Venezuela.

Las 16 toneladas de gas lacrimógeno harían una escala en el aeropuerto de la zona urbana de Keflavik, al sur de Reikiavik, la capital de Islandia, pero el Ministerio lo rechazó, reseña PanamPost.

El argumento sería que Venezuela es un destino peligroso, donde “no se respetan los derechos humanos básicos”.

Lea la información completa aquí 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!