Las autoridades colombianas ocuparon con fines de extinción de dominio 19 bienes valuados en 20.000 millones de pesos (unos 6 millones de dólares) que estaban a nombre de presuntos testaferros de la antigua guerrilla de las FARC, informó este domingo la Fiscalía.

El ente acusador detalló en un boletín que la operación se realizó con el apoyo del Ejército y la Fuerza Aérea en varias localidades de los departamentos de Cundinamarca, Valle del Cauca y Huila. De acuerdo con las investigaciones, las personas implicadas, que no fueron identificadas, serían testaferros del frente 42 de las FARC, que era liderado por Bernardo Mosquera Machado, conocido en su época de combatiente como «Negro Antonio».

El «Negro Antonio», quien lideró ese frente de la antigua guerrilla durante 14 años, fue aprehendido por las autoridades en 2009 y se le acusa de cometer secuestros masivos en carreteras colombianas conocidos como «pescas milagrosas».

«Los bienes a su nombre, al parecer, fueron comprados con dineros producto de extorsiones y secuestros que esta estructura criminal ejecutó entre 1994 y 2009», agregó la información.

Entre los inmuebles ocupados se encuentran 3 establecimientos comerciales, 9 viviendas y 7 fincas que suman 70 hectáreas. Las operaciones se realizaron en las ciudades de Cali, Huila y Bogotá, así como en los municipios de Viotá y Apulo. Una vez se cumplan los trámites de extinción de dominio, las propiedades estarán a cargo de la Sociedad de Activos Especiales, que administra bienes de las FARC destinados a la reparación de las víctimas del conflicto.

El gobierno colombiano y las FARC, ahora convertida en partido político, firmaron un acuerdo de paz en noviembre de 2016 luego de más de cuatro años de negociaciones en La Habana.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!