Los reguladores estadounidenses multaron con 5.000 millones de dólares a Facebook por «engañar» a los usuarios de la red social sobre su capacidad para controlar la confidencialidad de su información personal, según comunicado publicado este miércoles.

Esta es la multa más grande jamás impuesta por violación de la vida privada de los consumidores, y una de las más grandes jamás dictada por el gobierno de Estados Unidos.

Además, las autoridades imponen el establecimiento de un comité independiente sobre privacidad, «retirando así el control absoluto al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, sobre las decisiones que afectan la confidencialidad de los usuarios», dijeron los reguladores.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!