Operación de rescate de Wilson
Wilson comenzó su entrenamiento a los 5 meses y ya con 5 años participó en la Operación Esperanza. FOTO: @Ingenieros_EJC y Fuerzas Militares

Mientras que los médicos del hospital militar unen todos sus esfuerzos para logar la buena recuperación de los cuatro niños indígenas que estuvieron perdidos casi 40 días en la selva, en zona de terreno aún hay 70 uniformados que continúan con otra operación de rescate.

Y es que pocas horas antes de que se confirmara que los hermanos Mucutuy fueron encontrados con vida, la noticia de que el perro Wilson se había perdido ya estaba rondando por todos los medios de comunicación del país.

El perro guía fue clave en la denominada Operación Esperanza. Sus huellas fueron una pista clave para que los soldado dieran con el paradero de los menores de edad.

Sin embargo, Wilson aún no aparece.

Varios comando especiales del Ejército Nacional y dos perritas en celo aún están en la búsqueda del pastor belga, entrenado desde los cinco meses y que prestó sus servicios por más de cuatro años.

El militar retirado Lenin Ospina, especialista en búsqueda y rescate de animales, dijo en Blu Radio que Wilson podría tener un bloqueo psicológico.

Según el exoficial, esta sería una condición emocional que le impide reaccionar ante los llamados de las personas, pues su prioridad sería estar en la búsqueda de comida o en el intento de sobrevivir.

Ante esa situación, el experto aseguró que toca utilizar los mismos mecanismos que se usaron en la búsqueda de los cuatro niños indígenas para que Wilson pueda retomar la confianza.

Varias prendas de vestir de su guía canino están dispersas por toda la selva, confiando en que Wilson identifique el olor y sepa hacia donde ir. Asimismo, varias guarniciones de comida y agua han sido ubicadas en el terreno para que el animal se alimente.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!