El Partenon, principal edificación de la Acrópolis de Atenas | Foto: National Geografic

La filmación de una escena de sexo gay en la Acrópolis de Atenas provocó un escándalo en Grecia. El ministerio de Cultura indicó el martes a la AFP que «quiere encontrar rápidamente a los responsables de este rodaje ilegal».

Escena de sexo gay en la Acrópolis

«El viernes se abrió una investigación administrativa que podría durar un tiempo». así lo  indicó el ministerio tras la difusión en internet de una secuencia que muestra a dos hombres enmascarados teniendo sexo en la Acrópolis, un monumento emblemático de la Antigüedad que es el sitio más visitado de Grecia.

«El sitio arqueológico de la Acrópolis no se presta al activismo ni a ninguna acción ofensiva o falta de respeto»; indicó el viernes el ministerio en un comunicado.

«Símbolo del patriarcado»

Los realizadores de la película, que permanecen en el anonimato, indicaron que el Partenón es un símbolo del «nacionalismo, el culto a la Antigüedad y el patriarcado». Defienden que la escena erótica entre dos hombres es un «acto político».

La película se presentó auna audiencia selecta el 16 de diciembre en la Universidad de Tesalónica, sin generar grandes reacciones. Pero el viernes el mediometraje de 36 minutos se difundió en internet, generando un escándalo en Grecia.

«Como griego siento vergüenza». De esa forma lo declaró el presidente de la Asociación de Actores griegos, Spyros Bibilas, a la cadena de televisión ANT1.

«No se puede hacer cualquier cosa en nombre del activismo», agregó.

La agrupación de sindica a los guardianes de los museos y sitios arqueológicos expresó el martes «su gran indignación frente las imágenes de esta película infame».

El sindicato se defendió frente a los temores de ser acusado de no proteger adecuadamente la Acrópolis. Destacó que «sigue habiendo muchos problemas de personal», de los que responsabilizó al ministerio de Finanzas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!