Estados Unidos impuso este viernes sanciones financieras y ofreció una recompensa por Salman Raouf Salman, un líder del movimiento chiíta libanés Hezbolá sospechoso de ser el autor intelectual del atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Argentina, que mató a 85 personas.

El Tesoro dijo que a partir de ahora, Salman tendrá congelado cualquier activo que posea en Estados Unidos y estará impedido de hacer negocios con personas y empresas estadounidenses, en su nombre o en el de Hezbolá, en tanto el Departamento de Estado ofreció 7 millones de dólares por información sobre su paradero.

El anuncio se produce cuando el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, se encuentra este viernes en Buenos Aires para participar en la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, que coincide con el 25 aniversario del ataque a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que sigue impune.

El jueves, en el marco de las conmemoraciones del atentado, el gobierno argentino de Mauricio Macri ordenó el congelamiento de los activos de la “organización terrorista” Hezbolá.

Argentina ha acusado del ataque a la AMIA a altos exfuncionarios iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani, y a Hezbolá, pero éstos han negado estar implicados.

Al anunciar las sanciones, Sigal Mandelker, subsecretaria del Tesoro estadounidense a cargo de la lucha contra el terrorismo, dijo que Salman “coordinó un ataque devastador en Buenos Aires, Argentina, contra el centro judío más grande de Sudamérica hace 25 años y desde entonces ha dirigido operaciones terroristas en el Hemisferio Occidental para Hezbolá”.

El gobierno de Donald Trump “continuará atacando a los terroristas de Hezbolá que planean operaciones terroríficas y asesinan indiscriminadamente a civiles inocentes en nombre de este grupo violento y sus patrocinadores iraníes”, afirmó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!