Las temperaturas polares que experimentan amplias zonas del norte de Estados Unidos y el centro de Canadá empezarán a moderarse en las próximas horas después de tres días de mínimos a niveles históricos. Las autoridades informaron que hasta el momento, 12 muertes han sido vinculadas a las bajas temperaturas.

Los meteorólogos han advertido que las mismas zonas que este jueves tienen 20 grados bajo 0 experimentarán temperaturas por encima de 0 durante el fin de semana, lo que puede causar problemas por el rápido deshielo de la nieve caída en las últimas horas.

En algunas localidades como Chicago, donde este miércoles se alcanzó el segundo día más frío de su historia, la diferencia entre las temperaturas mínimas de -25 grados que se alcanzaron y las previstas para el domingo será de más de 30 grados.

En total, alrededor de 85 millones de estadounidenses empezaron este jueves el día con temperaturas inferiores a los -15 grados centígrados. El número era muy superior, casi 140 millones de personas, para los que viven en zonas con alertas de sensación térmica que puede producir congelaciones.

La cadena de televisión CNN sostuvo que desde que el martes se inició la tormenta polar, unos 6.400 vuelos, de ellos 4.100 en Chicago, han sido cancelados en todo el país a consecuencia de las condiciones meteorológicas extremas.

Pero antes de que el alivio llegue, la situación sigue siendo de extremo frío en grandes áreas del norte de Estados Unidos y el centro y sur de Canadá.

En Chicago se esperan varios centímetros de nieve que empezarán a caer por la noche.

En Minesota, la compañía Xcel ha levantado la petición que había realizado a alrededor de 460.000 clientes para que moderasen el termostato en sus hogares y evitar así problemas con el suministro de gas.

Pero en el estado de Michigan, otro de los más afectados por la ola de frío polar, General Motors dijo que ha suspendido las operaciones en 13 instalaciones ante los problemas de suministro de gas natural.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!