La migración venezolana, así como temas de seguridad y lucha contra la corrupción centraron el diálogo que mantuvieron este sábado el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con motivo a una resurgida relación bilateral.

Tras una reunión con Moreno en la ciudad costera de Guayaquil, Pompeo aseguró que la relación bilateral resurgió gracias a un liderazgo extraordinario en ambos países.

Explicó que antes de que asumieran Moreno y el presidente de su país, Donald Trump, no se había sostenido un diálogo bilateral en ocho años. Resaltó que ahora se mantienen conversaciones políticas bilaterales para reforzar la cooperación en varios temas, entre ellos, la lucha antinarcóticos y contra la corrupción.

Sobre asuntos migratorios, Moreno señaló en una rueda de prensa que medio millón de venezolanos han sido «tratados como hermanos» en Ecuador, pero recordó la dificultad que representa para el país darles asistencia, por lo que insistió en la necesidad de más apoyo internacional.

Se refirió a lo difícil que es para la democracia venezolana que millones de personas hayan decidido salir del país, lo que sin duda ayuda a la consolidación en el poder de la camarilla que dirige Venezuela, agregó.

«No me voy a referir jamás al señor Nicolás Maduro como el presidente porque no lo es, es una persona que dejó de serlo. El presidente de Venezuela, y nosotros lo hemos reconocido ya, es el señor Juan Guaidó», aseveró el jefe de Estado ecuatoriano sobre el jefe del Parlamento de Venezuela.

Por su lado, Pompeo consideró inconcebible que en Venezuela haya elecciones justas y equitativas mientras Maduro siga en el país.

«Siempre que los cubanos sigan protegiendo a Maduro, no van a poder celebrarse elecciones justas y equitativas, o sea, sin minimizar lo que está sucediendo en Barbados, por supuesto, y las conversaciones. Pero sería inconcebible poder tener elecciones que realmente representan al pueblo venezolano si Maduro sigue estando presente en el país», dijo.

Tras destacar la defensa de Ecuador a la democracia en Venezuela y la ayuda a los emigrantes venezolanos, Pompeo anunció que Washington está orgulloso de apoyar con más de 30 millones de dólares para ayuda humanitaria, además de cinco millones para los refugiados colombianos que recibe ese país.

«El presidente Trump está muy agradecido de contar con amigos como usted», le dijo a Moreno, quien sucedió en el cargo a Rafael Correa (2007-2017), más alineado con los regímenes del Socialismo del Siglo XXI, entre ellos Venezuela.

Sobre la situación de Ecuador, Pompeo consideró que Moreno logró que este país retornara al camino de la mayor prosperidad, seguridad y para una democracia más sólida».

Moreno destacó el respaldo de Estados Unidos a los cambios que hay en Ecuador con respecto a seguridad, economía, lucha contra la corrupción y democracia.

Enumeró que entre los temas tratados este sábado figuran economía, inversiones, un posible acuerdo comercial, seguridad, defensa, ciberseguridad, migración, educación y lucha contra la corrupción y el crimen organizado.

En temas internacionales, Moreno indicó que la relación de su nación con China es buena pues es «el país que más dinero ha prestado a Ecuador» pero señaló que para una nación como la suya recibir «financiación para su desarrollo con intereses altos y con plazos cortos, definitivamente nos aprieta».

«Siempre estaremos pendientes, al igual que con todos los países del mundo, de tener una relación cordial, amigable, amistosa, pero al mismo tiempo manifestar nuestras diferencias, divergencias, acerca de cómo se lleva la política internacional», observó.

Expresó su anhelo de que EE UU y China, «las potencias más poderosas del mundo lleguen a un acuerdo con facilidad» pues cuando los «grandes tienen conflictos, los que más pagan las consecuencias son los pequeños».

En otros temas, Pompeo destacó que en la administración de Moreno, que comenzó el 24 de mayo de 2017, se han hecho «muchísimos avances» en la lucha contra la corrupción.

«Vamos a hacer todo lo posible, trabajar con el Ministerio del Interior para identificar a aquellos que han cometido actos de corrupción, vamos a devolver el dinero al pueblo ecuatoriano porque les pertenece», comentó.

El gobernante ecuatoriano recordó que no se ha podido aún extraditar desde Estados Unidos a «muchas personas» que han cometido actos de corrupción en Ecuador.

Y sobre temas de seguridad volvió a aclarar que en el archipiélago de Galápagos no se establecerá una base militar estadounidense, sino que aviones antinarcóticos de esa nación, podrán aterrizar allí para abastecerse de combustible.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!