Desde muy joven, la pasión por la fotografía despertó en Ana Hurtado, quien siempre estuvo con una cámara en mano capturando desde su familia hasta el espacio a su alrededor.  

Su experiencia en el mundo profesional comenzó con su primer trabajo fotográfico, el cual fue realizado para un consultorio de cirugía plástica. En este lugar, Ana perfeccionó sus conocimientos sobre la fotografía a sujetos. Sin ningún material anterior que la preparara para este tipo de trabajo, ella fue pionera en este arte, el cual fue ganando pie en Venezuela.

“Aprendí mucho sobre tacto humano” cuenta Ana, quien resalta que durante su trabajo en la cirugía plástica, no solo en este consultorio, sino en lo que ha hecho a lo largo de su trayectoria, fotografiar a personas que se someten a este tipo de tratamientos requiere de mucha humanidad y empatía.

Para prepararse en este mundo que la apasiona tanto, Ana cursó su carrera en Artes finas en la Northeastern University, en Boston, Estados Unidos. Y durante seis años estuvo dividida en sus estudios en el extranjero y su trabajo fotográfico con spa’s y médicos de cirugía plástica en Venezuela.

Terminó de estudiar y regresó a Venezuela, donde se dedica por completo a su trabajo. Muy feliz con lo que hace y orgullosa de su trabajo, Ana se posiciona, en todo el país, como una profesional en la fotografía de cirugía plástica.

Con información de nota de prensa


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!