El ex militar venezolano Helegner Tijera Moreno, preso desde hace casi 24 meses en Estados Unidos, pedirá una reconsideración de la negativa que recibió su pedido de libertad condicional. 

De acuerdo a Las Cruces Civic, afiliada a la organización Freedom for Immigrant, que lo visita regularmente, Tijera Moreno había pedido esperar la respuesta de un tribunal de apelaciones de Denver, Colorado en libertad condicional, petición rechazada «en menos de dos horas» el pasado 17 de agosto, informó este miércoles a EFE el grupo que apoya su caso.

El venezolano, de 39 años y preso en un centro de detención en Otero, Nuevo México, está recolectando él solo y sin ayuda legal la documentación para justificar la reconsideración a su pedido de libertad condicional, según dijeron portavoces de Las Cruces Civic.

Tijera Moreno pidió asilo político a su llegada a EE.UU. en septiembre de 2016 y le fue denegado por un juez en primera instancia.

Su primera apelación ante un tribunal corroboró la negativa a la solicitud de asilo, a pesar de que el Gobierno de Estados Unidos considera que Venezuela está bajo una «dictadura» y ha sancionado a varios funcionarios del gobierno de Nicolas Maduro.

En una conversación telefónica con EFE este mes, el venezolano subrayó que todavía no ha perdido la esperanza de recibir noticias positivas de un tribunal federal de Denver ante el cual recurrió la denegación de asilo.

También confía en que organismos de derechos humanos y legisladores estadounidenses comprometidos en la lucha contra la «dictadura» venezolana se ocupen de su caso.

Volver a Venezuela sería «un gran riesgo» para él, ya que desertó de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y además cuando formaba parte de sus filas fue acusado de «militancia política» por sus superiores, según ha alegado en el proceso para obtener asilo.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS), más de 27.600 venezolanos solicitaron asilo en el año fiscal 2017, un aumento de casi 400 % en comparación con los últimos dos años.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!