Juan Guaidó,  encargado de Venezuela por la Asamblea Nacional (Parlamento), anunció que inició la toma del control de los fondos que tiene el país en el exterior, como parte de su plan de restructuración desde que el Congreso declarara como «usurpador» a Nicolás Maduro.

En un comunicado publicado a través de su cuenta de Twitter, el líder opositor informó que «a partir de este momento iniciamos la toma del control progresivo y ordenado de los activos de nuestra República en el exterior».

En este sentido, aseguró que esta medida la tomó «para impedir que en su etapa de salida y no conforme con todo lo que le han robado a Venezuela, el usurpador y su banda busque ‘raspar la olla’ y siga robándose el dinero de los venezolanos, financiando delitos a nivel internacional y usando este dinero para torturar a nuestro pueblo, privándolos de alimentos y medicinas y asesinando a quienes salen a protestar por sus derechos».

Es por ello que anunció tres medidas destinadas a terminar con este problema. En primer lugar, ordenó el traspaso de las cuentas de la República «al control del Estado venezolano y de sus autoridades legítimas, para evitar que continúe el saqueo, y destinarlas a satisfacer los problemas de los venezolanos». 

El funcionamiento y control de estas cuentas, dijo Guaidó, será sometido a la aprobación por la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. 

En segundo lugar, el jefe del Parlamento explicó que le propondrá a este organismo que «tome las medidas necesarias para garantizar la mayor transparencia y control en el uso de estos recursos que son de todos los venezolanos». 

Por último, anunció el inicio del proceso de nombramiento de las juntas directivas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la refinería Citgo, para garantizar que ambas empresas «sigan siendo de los venezolanos». En este caso, le envió un mensaje a los trabajadores de estas compañías en el exterior su «invitación a continuar trabajando por el reimpulso de la misma». 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!