MÚSICA

Acordes contestatarios

Las protestas signaron la vida ciudadana en 2017. “Muchos músicos venezolanos en el país y en el extranjero se sumaron a ellas y estuvieron a favor, por lo que hicieron causa común de diferentes maneras”, indica Gregorio Montiel Cupello. Algunos ejemplos son Aquiles Báez, Laura Guevara, Onechot, McKlopedia, Akapellah y el llamado Ministerio de la Suprema Infelicidad, que compuso varios temas alusivos a lo ocurrido. Importantes fueron las declaraciones del director Gustavo Dudamel en contra de la represión, especialmente luego del asesinato del violista del Sistema Armando Cañizales.

Gestión a pesar de la crisis

Este año, pese a la crisis, se realizaron varios festivales de música, para muchos un ejemplo de resistencia desde la cultura. “El colectivo musical venezolano mostró su lado más solidario para responder a la coyuntura. Desde sus tarimas, que fueron muchas, se dio un valioso aporte a un país que atraviesa una mengua cultural, especialmente desde el Estado. Estas alternativas son el mayor acto de rebeldía que cualquier artista puede hacer en un momento tan crucial como el que estamos atravesando”, asegura Alejandro Fernandes. Entre esas actividades están Ciclo y Aparte, Festival Nuevas Bandas y Sibelius Fest.

Gustavo Guerrero en los Grammy

Si bien Natalia Lafourcade ha ganado varios premios Grammy en años recientes, es preciso recordar que con ella hay un venezolano: Gustavo Guerrero, guitarrista y director musical de su banda, además de ser productor. Musas, el más reciente disco de la cantante mexicana, obtuvo un Latin Grammy como Mejor Álbum Folklórico y está postulado al Grammy como Mejor Álbum Pop Latino. “No solo eso, con su proyecto Augusto Bracho presentó en España El Conjunto, que conforma junto con el argentino Martin Bruhn. También fue parte del Cuarteto Internacional de Nacho Mastretta, con el que tocó en diversos lugares de Europa”, recuerda Juan Carlos Ballesta.

CINE

Un año muy internacional

Durante 2017, La familia, de Gustavo Rondón, continuó su recorrido por festivales. Participó en la Semana de la Crítica de Cannes, en el Festival de Cine de Mar del Plata y la sección Horizontes Latinos de San Sebastián. El Amparo, de Rober Calzadilla, finalmente se estrenó en el país luego de ganar el Premio del Público en 2016 en el Festival de Biarritz. “La importancia de un tema no resuelto ya es de por sí todo un evento. Lamentablemente se ha estrenado con un año de retraso, pasando prácticamente desapercibida por el espectador local”, afirma Robert Gómez.

Rodolfo Cova, el productor

Su nombre figura como productor de películas como La familia de Gustavo Rondón y Las hijas de Abril de Michel Franco, largometrajes que han participado en Cannes, San Sebastián y Mar del Plata. “Es innegable su valiosa y reconocida trayectoria. Ha realizado grandes obras del cine venezolano reciente, además de filmes internacionales. Ha tenido un acierto para estudiar y elegir los guiones, así como su realización cinematográfica”, asegura Bernardo Rotundo sobre Cova, a quien Sergio Monsalve califica como un Robert Evans para el cine nacional. “Llegó lejos por su visión en 360, su olfato y su enorme corazón”, agrega.

Un cineasta en la represión

“Es importante no pasar una década para reconocer el impacto contracultural de una serie como Selfiementary, punta de lanza del movimiento audiovisual más rupturista en el país en los últimos 20 años. Debemos valorar hoy su alcance y trascendencia. Con ella, Carlos Caridad le puso poesía, arte, cara y sentimiento a la protesta de 2017, abriendo nuevas rutas, marcando un punto de inflexión e imprimiendo su nombre en el firmamento de los grandes de nuestra historia documental, al lado de Margot Benacerraf, Jesús Enrique Guédez y Ugo Ulive”, asegura Sergio Monsalve sobre el trabajo del director de 3 bellezas en las calles durante el tiempo de la intensificación de las protestas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!