Con solo 29 años de edad, para Taron Egerton la oportunidad de interpretar a Elton John en Rocketman ha sido tan divertida como exigente y no le importa emocionarse al recordar todo el trabajo que ha invertido.

“Soy un millennial. Ha sido simplemente genial”, dice. “Solo tengo 29 años y he pasado uno y medio comprometido con el filme”, revela entusiasta el actor, para quien ha sido un gran reto meterse en la piel de un cantante que forma parte de la banda sonora de su vida. Y pese a haber estado tan inmerso en su música, reconoce, riendo, que todavía escucha a Elton John por placer.

Egerton y Dexter Fletcher hablan del filme que se estrena mañana en todo el mundo, que es un musical puro y que muestra el lado más humano y complejo de Elton John, que además ha colaborado en el filme, ya que tanto él como su marido, David Furnish, son los productores ejecutivos.

Elton John fue un recurso importante para el equipo, especialmente para Egerton, que pudo observarle y entenderle como persona, resaltó Fletcher. “La primera vez que me senté a almorzar con él, me dijo: ‘Pregúntame lo que quieras. Y te diré todo lo que quieras saber’. Creo que ese primer almuerzo duró cuatro horas, hasta que se tuvo que ir a dar un concierto al Caesar’s Palace”, recordó el director. “Pero podría haberme sentado allí para siempre preguntándole todo tipo de cosas. Estuvo maravillosamente abierto, honesto, ingenioso y fue un genial narrador de historias, de todo lo que necesitábamos para que su relato cobrara vida en la película”, agregó.

Fletcher estaba muy comprometido con un proyecto al que llegó tras completar Bohemian Rhapsody, la película sobre Freddie Mercury que el año pasado fue uno de los mayores éxitos del cine internacional. Y quiso marcar una línea clara entre las dos cintas. “Bohemian Rhapsody era la visión de otra persona. Participé y ayudé a terminarla. Rocketman ha sido un proyecto mío desde el principio, me apasionaba hacerlo y es mi visión”. Además resaltó que son dos trabajos completamente diferentes. “Uno es un biopic, que es genial y Rami (Maleck) está fantástico (…), pero Rocketman es un musical y es muy diferente y yo siempre fui consciente de ello. Nunca me preocuparon esas comparaciones”.

 Lo cierto es que las dos películas se parecen poco.

 El director Dexter Fletcher, Elton John y los actores Taron Egerton y Richard Madden durante la promoción de Rocketman en Cannes

Rocketman es un musical en el que todos los actores interpretan canciones de Elton John y bailan al son de la música, desde Taron Egerton hasta Richard Madden (que interpreta a su agente y amante, John Reid), Bryce Dallas Howard como su madre, Sheila, y Jamie Bell como su letrista, Bernie Taupin.

Desde la “Rocket man” que le da título, por el filme pasan muchos de los temas míticos de Elton John, como “Your Song”, “Don’t Go Breaking My Heart”, “Honky Cat”, “Don’t Let the Sun Go Down On Me”, “Goodbye Yellow Brick Road”, “I Want Love” y “I’m Still Standing”.

Música a la que acompaña una divertida y colorida ambientación, que muestra el lado más extravagante de Elton John. “Tenía un poco de temor al hecho de cantar, pero la emoción dominante era de entusiasmo”, dijo Egerton, que añadió: “Amo cantar. Me encanta. Me encanta. Creo que me gusta tanto como amo actuar”.

Un sentimiento de terror que compartieron sus compañeros de reparto, como Richard Madden, que pasó de interpretar a un policía en la serie que le lanzó a la fama –Bodyguard– a este Reid, el malo de la historia. “Estaba aterrorizado ante la idea de cantar y bailar. Pero eso es lo que quiero hacer, intentar cosas que me dan miedo”, reconoció Madden. “He matado a un hombre como parte de un personaje y ahora estoy cantando y bailando. Es una combinación extraña para mí y un desafío”, agregó. Fue una de las razones por las que aceptó el papel, pero no la única. También le convenció el guion y la primera charla que tuvo con Fletcher, que le hizo ver que era un proyecto realmente especial.

Una de las cosas singulares de esta película era el hecho de interpretar a personas reales, como señaló Bryce Dallas Howard. “No quieres traicionarlos con tu interpretación”, dijo la actriz sobre el trabajo de dar vida a la madre de Elton John. “Me inspiró la posibilidad de ser parte de contar la historia de Elton y Bernie cuando están vivos para que podamos celebrarlo. Y también el hecho de que su música se usó como un elemento para hacer el musical (…). Pensé que era un proyecto realmente imaginativo, brillante, emocionante”.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!