Los nuevos compañeros de Carlos González están felices de que el zuliano ya no juegue en la acera contraria, sino con ellos.

CarGo fue protagonista con el bate y con el guante en su estreno con los Cachorros, este lunes, y obligó a la prensa de su nuevo hogar a titular con él las notas del juego contra los Ángeles.

“¿Qué tal el nuevo tipo?”, encabezó en grandes letras el diario Chicago Tribune, usando una frase del as Jon Lester para expresar lo que la nutrida legión de seguidores de los oseznos ha debido decir al ver lo hecho por el nativo de Maracaibo.

“Ya lo conocíamos, era un mata-Cachorros –se extendió Lester–. Es muy bueno que ahora esté de nuestro lado”.

González participó con un hit y una anotada en el crucial rally de cinco carreras en el sexto inning, para luego caer de bruces en la zona de advertencia en los jardines, en lo más profundo de right center, al atrapar un batazo de Jonathan Lucroy que pasó de ser un potencial doblete barrebases a quedar simplemente como elevado de sacrificio.

“Esa jugada cambió el juego –sostuvo Lester–. Estábamos 6-0, se iba a poner 6-3 con ellos atacando, iba a ser completamente distinto”.

Los asistentes al usualmente repleto Wrigley Field premiaron al zuliano con una cerrada salva de aplausos y el manager Joe Maddon también puso lo suyo, interpelado después de choque.

“Fue un gran encuentro de Jon y una grandiosa manera de generar una primera impresión por parte de CarGo”, dijo Maddon en rueda de prensa.

“Por algo ha ganado varias veces el Guante de Oro”, intervino Jayson Heyward, alineado en el center, aunque usualmente patrullero derecho de los Cubs, la posición que defendió su nuevo compañero en este debut. “Maravilloso. La gente no repara en lo cerca que estaba de golpear contra la pared al caer al suelo, y esa zona de seguridad es también dura. Hacer cosas como esa jugada levanta a los equipos”, añadió.

González, que dejó números históricos en Colorado, pero fue despedido el mes pasado por Cleveland, estaba expectante antes del cotejo y terminó entusiasmado, con una sonrisa que captaron las cámaras de la estación WGN.

“Fue mejor de lo que esperaba –confesó en el clubhouse–. Y no me refiero solamente a lo que hice en el campo, me refiero a la gente, a la energía de las tribunas. Espero seguir ayudando así”.

También lo esperan la gente, su manager y sus nuevos compañeros.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!