El derecho venezolano Aníbal Sánchez explicó a la prensa estadounidense que la razón última de su salida del juego el miércoles, en Washington, fue cuidarse de una lesión mayor que hubiera podido afectarle el brazo y, por consiguiente, su continuidad en la naciente temporada de Grandes Ligas.

Sánchez fue retirado del encuentro por los Nacionales cuando se preparaba para abrir el quinto inning ante los Filis, luego de recibir por tercera vez la visita de trainer en el montículo. Dos entradas antes había sido golpeado por una línea en la cadera, que le dejó con un fuerte hematoma, de acuerdo con el manager Dave Martínez.

Era el debut del pitcher, nacido en Maracay, con los capitalinos, luego de firmar como agente libre durante el receso invernal.

Los Nats habían postergado su ópera prima, para no extender el descanso de su as Max Scherzer.

“Tomó bastante tiempo, esperé muchos días para esta oportunidad de demostrarle al equipo lo que tengo, para lo que me he preparado”, lamentó Sánchez, citado por MLB.com. “Salir de la forma en que salí es realmente decepcionante”.

El aragüeño descartó que la lesión pueda convertirse en algo grave. Por el contrario, explicó que tanto él como el cuerpo técnico manejaron la crisis con prudencia para evitar males mayores.

“Me estaba doliendo al lanzar”, relató Sánchez a MASN Sports. “No quise arriesgar el brazo al mantenerme en acción. Es temprano; ellos saben lo que hacen y era mejor parar y quedar disponible para el próximo encuentro. No quería lesionarme la pierna y tampoco el brazo”.

El diestro está día a día con una inflamación en el músculo flexor de la cadera, pero aseguró que estará bien.

“Él dice que no es grave, así que le dejaremos seguir con su rutina y avisarnos si en efecto es así”, dijo Martínez.

CBS Sports informó que Sánchez volverá a abrir el lunes contra los Filis, si todo marcha bien. El encuentro está programado para jugarse en Filadelfia.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!